24 de noviembre de 2012

DESTROZANDO NUESTRO PATRIMONIO

Que nuestro patrimonio en lo que se refiere a cuevas, tumbas y hornos esta casi completamente desprotegido es una realidad. La administración, a no ser que sea una cueva con pinturas rupestres muy bien conservadas y debido al clamor popular, (como ya ocurriera con las campañas realizadas por nuestro amigo LOTHAR, ya desaparecido desgraciadamente para nosotros), no suele moverse y menos ahora con la krisis. Es una pena llegar a un lugar apartado de las vías de comunicación, poco frecuentado por senderistas y encontrarse una pintada en un horno de pan, con al mneos 100 años de historia (como le ocurrió hace unos días a Juan Manuel Pizarro, amigo y senderista cuando caminaba por Bolonia). No hay palabras para reflejar la rabia que uno siente al contemplar estos actos vandálicos. Tampoco hay que irse muy lejos. En el río de la miel, hace unos años aparecieron pintadas en las rocas de la primera poza, algunas de ellas perduran aún. El problema es enseñar a los más pequeños a disfrutar y respetar el monte, sembrando así una pequeña esperanza y respeto hacia nuestro entorno natural.

4 comentarios:

Senderista indignado dijo...

Esto también es una vergüenza y una estupidez mayúscula.


http://www.eltiempo.es/fotos/en-provincia-cadiz/ruta-senderista-canuto-risco-blanco.html

Después vienen las lamentaciones...

Un saludo.
Un asiduo lector.

Senderista Indignado dijo...

Ya han retirado las fotos de la Web de eltiempo.es.
Seguro que se les ha caido la cara de vergüenza.
Por cierto, como no las váis a poder ver os digo que habían hecho una fogata en el sendero del Canuto del Risco Blanco para asar choricitos.... insensatos...

Un saludo, de nuevo.

Glayo dijo...

Creo que en cuestión de educación ambiental vamos dos generaciones por detrás de otros países.

EL MONTAÑERO AUSENTE dijo...

El problema, sobre todo, es el control. En RISCO BLANCO solo se puede acceder con permiso. En varias ocasiones he visto masificación, buscando setas y destrozando el entorno, cortando ramas... No hay un control forestal en el acceso...Una pena, pues el lugar es una maravilla...